Orgánicos, veganos, sin gluten: ¡para todos! 🚀Envíos gratis a todo el país

UN NUEVO CONCEPTO EN SNACKS SALUDABLES
Somos Aldo Antonutti, Pablo Mauto y Christian Bonfiglio y juntos creamos Bamboo, un nuevo concepto en snacks saludables.

EL COMIENZO DE LA AVENTURA
Todo comienza en un viaje por Nueva Zelanda: Aldo recorría una isla de Waiheke en auto con su mujer cuando pararon en un mercado local sobre la ruta para comprar unos snacks y seguir recorriendo. Sofi, que es fanática de los pochoclos, encontró unos orgánicos para el viaje. Los compraron, los probaron y eran espectaculares: livianos, con la crocancia justa, no dejaban las manos aceitosas y eran muy ricos.

LAS IDEAS MÁS LOCAS SON LAS MÁS CUERDAS
Cuando volvieron a Argentina, Aldo todavía recordaba ese sabor y la practicidad de contar con un snack así en cualquier momento y en cualquier lugar: la idea de desarrollar un nuevo producto orgánico empezó a darle vueltas en la cabeza. Enseguida decidió empezar a investigar más sobre el tema: mercado, máquinas, proveedores y descubrió que en Argentina había un representante de una marca de máquinas con más de 100 años de experiencia en producción de pochoclos y líder a nivel mundial. Se acercó a las oficinas del representante, le contó lo que quería hacer, qué máquinas andaba buscando, tratando de obtener la mayor cantidad de información posible. Lo atendió Pablo, quien junto con Christian su socio, lo asesoraron en las máquinas que necesitaba y le contaron que no estaban en stock pero que en 60 días iban a llegar algunos de lo modelos que él necesitaba.

AVANZAR Y CONFIAR
A la salida de la oficina Aldo trató de avanzar lo más que podía armando el proyecto, estimando la inversión que necesitaba para salir a buscar inversores. A los 60 días lo llamó Pablo para contarle que las máquinas habían llegado y si quería ir a verlas funcionar. Aldo va a ver las máquinas y le cuenta que tenía todo el proyecto armado pero no había logrado conseguir la inversión necesaria para avanzar con la compra. En ese momento, sin conocerse, Pablo le dijo: “venite el lunes a la mañana así me mostrás los números del proyecto y la inversión necesaria”. Ese mismo Lunes tuvieron una reunión los tres y, sin dudar. Pablo y Christian le dijeron a Aldo con entusiasmo y seguridad: “avancemos”.

NUESTRO COMPROMISO

Nos tomamos dos años de nuestras vidas para crear el primer pochoclo orgánico de Argentina. A simple vista no parece demasiado, pero crear un producto del que nos sintiéramos orgullosos, lleva tiempo (¡y más todavía con pandemia de por medio!) Tal vez era mas fácil y barato importarlo, pero amamos producir en nuestro país, levantarnos temprano y cuidar la calidad todos los días.

PENSAMOS EN VOS
¿Sabías que en otros lugares del mundo como Australia, Estados Unidos o Europa los pochoclos son tendencia y son los snacks más consumidos? Queremos que vos también cuentes con opciones sanas y tentadoras cuando estés frente a una góndola en nuestro querido país. Queremos que puedas snackear sin culpa, que sepas lo que estás comiendo, qué ingredientes tiene y qué es lo bueno que te aporta. Sin vueltas. Y sin nada raro agregado. Lo hicimos posible: creamos un snack orgánico, real, local, tentador y saludable.

REINVENTAMOS EL PARADIGMA DE LOS SNACKS
Venimos a romper con el paradigma del consumo de pochoclos únicamente mirando Netflix o en el cine. Introducimos un nuevo snack saludable en una categoría que está dominada por los sabores y colorantes artificiales. Queremos que sea parte de tu día a día en casa, en la oficina, en la mochila de tus hijos, en el auto, en el bondi, en el avión, con alguna cerveza o picada (aunque si querés hacer maratón de series, no te vamos a negar que abras unos Bamboo...)